VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Nostalgia de 80 octanos


Nostalgia: "Sufrimiento de pensar en algo que se ha tenido o vivido en una etapa y ahora no se tiene, está extinto o ha cambiado. La nostalgia se puede asociar a menudo con una memoria cariñosa de la niñez, un ser querido, un cierto juego o un objeto personal estimado, o un suceso en la vida del individuo o grupo"

Hace unos dias envié un audio correo a uno de mis podcast favoritos: "Carne De Videoclub", programa que os recomiendo de manera febril. En él se habla de la época dorada del videoclub, los años 80 y 90. Anécdotas sobre aquellos lugares mágicos que nos rodeaban de pósters que aun guardamos en nuestra retina y cientos de carátulas de peliculas que navegarán para siempre por nuestra corriente sanguínea. Cuando en un programa se habla de ese tipo de cine, de aquel que vivimos los que ya tenemos 40 años (o mas) es normal que las conversación entre presentador y contertulios derive hacia otros episodios de aquella época, musica, series de tv, tanto de dibujos animados como de imagen real...No son el único podcast, (tenemos tambien "Remake a los 80") ni el único medio de difusión que de un tiempo a esta parte resucita en nuestro consciente pequeños y grandes recuerdos que estaban guardados en nuestra mente en pequeños cajones que en unas ocasiones raspan y crujen al abrirse, y otras (en mi caso las mas) dibujan una luz en nuestras pupilas.

Yo, que soy incapaz de dejar nada tal como está, de dejar las cosas  ahi, tranquilitas, reposando en barbecho, llevo mucho tiempo preguntándome el por qué de todo esto. Y desde que comencé a analizar todo este "revival" he sido plenamente consciente de que no era posible encontrar y focalizar el punto de inflexión que nos condujera hasta aqui, saber el CUANDO, pero... ¿y el POR QUÉ? 

Han pasado muchas generaciones por este planeta donde vivimos (lo digo con conocimiento de causa porque he visto "El arbol de la vida" de Terrence Malick y bebiendo agua solamente, cuidado), y supongo que todas ellas habrán mirado en algún momento hacia atrás considerando que los tiempos pasados fueron mejores que el presente que les tocara. Y puede que aquel pasado fuera bastante parecido a ese presente, pero nuestra mente, nuestro cerebro, tiende a olvidar lo malo o tal vez dulcificarlo y convertirlo en la era de la luz.

Y ya acercándonos a nosotros...¿cuando nuestros padres miraban con el ceño fruncido las letras de la lavadora Zanussi o del Symca 1000, rememoraban su era de la luz, los 60? Pues en mi caso seguro que si. En el tocadiscos de mi padre lo mas moderno que sonaba era Lolita cantando aquel glorioso: "Amoooooor, amoooor, amoooor" asi hasta que Lucifer decidía abrir las puertas del infierno. El resto eran los Beatles, los Rolling y por la parte hispánica Los Bravos, Los Brincos.... Un dia se murió aquel señor que movia la mano derecha arriba y abajo al tiempo que decía "Esspañoleeees" y que se iba a pescar y volvia con lucios y truchas con la etiqueta del precio aun colgada de una aleta dorsal. Entonces unos echaron de menos los tiempos en que este hombre aun tenía pelo y otros salieron a la calle a convertir la expresión: "Fuck You Madafaka"en un himno.

Y asi llegamos a los 2000!! Y sin condensador de fluzo!! ("flujo" para los hipsterianos). Nuestra generación, la de los 80. ¿Fue aquella década tan maravillosa? Pues seguramente no, pero ahora vamos al meollo. Estamos viviendo una época que dejándonos de demagogia es una auténtica mierda a nivel económico, politico y social. Aquellos que debian cuidar de nosotros han tirado de nuestras riendas y nos han metido en el Pantano de La Tristeza, como Atreyu a su caballo Artax en La Historia Interminable. Cojones, Atreyu, ¿como se te ocurre meter a Artax ahi, si es un pantano coño, y Fantasia no tiene fronteras?..¿me vas a decir que no había un sendero cercano para rodearlo? Que llorera!!

Pero en fin, cuando nuestro presente es el que es, muy dificil se hace no mirar atrás y viajar casi de una manera astral hacia la época donde mas felices fuimos. ¿Es cierta esta afirmación? Si nacisteis en los 70, si amais el cine, la música y los mundos que los envuelven...Si, creo que es cierta esta afirmación. Y lo digo muy, muy lejos de sentar cátedra. Yo no soy nadie, tan solo un tio al que gusta de escribir, que está sentado en el sofá, iluminado por la luz de la tablet mientras escribe esto en un pequeño teclado. Pero pensad en el cine de entonces, y creo que no es necesario ponerme a hablar de E.T., Regreso al Futuro, Indiana Jones, Star Wars, Los Goonies, en definitiva el tandem George Lucas/Spielberg, las películas de John Hughes, Los Cazafantasmas, Los Inmortales, Blade Runner, Superman, Rocky, Stallone, Schwarzenegger (quien nos iba a decir tras tanto hablarlo con nuestros primos y amigos que al final acabariamos viéndolos juntos no solo en una peli sino ya en varias). Y lo mismo sucede con la música. Vale, no empeceis a sacaros los ojos con una cucharita de café. Ni todo el cine fue bueno, ni toda la música fue buena, pero en lo que a mi respecta no hay solista ni grupo actual por el que sienta lo que sentí por entonces, y si lo siento es por grupos que han sobrevivido (o no) a aquella época. ¿Influye el hecho de que éramos jovenes y todo era "nuevo" para nosotros? Puede que sí. Pero era nuestra era.."nuestro momento" (Mikey de los Goonies dixit)

Tengo un hijo de 14 años, Samuel (se llama asi por Samuel L. Jackson...su madre no me dejó llamarlo Bastian). Le gusta mucho el cine
afortunadamente, pero no consigo que vea nada de aquellos años, se aburre, desgraciadamente. Pero es que su generación no ha teniddo  programas infantiles, no ha tenido una Bola de Cristal, un Barrio Sésamo...Si le pusiera una tarde Cristal Oscuro o Dentro Del Laberinto me miraría como si estuviera loco. Con Indiana Jones lo he conseguido, le gusta tanto que le encanta hasta "La Calavera De Cristal" lo que provocó una seria conversación con mi exmujer acerca de su relación con el butanero. El caso es que su generación lo tiene todo al alcance de tan solo un click del ratón, mientras que nosotros teníamos que esperar, esperar, y esperar, como aquellos que intentaban salir de Casablanca con salvoconductos. No valoran este tipo de cosas como lo haciamos nosotros. Lo que Sam no sabe, es que gran parte del cine del que disfruta ahora viene de nuestro tiempo. Tuvimos a Superman, el/ellos tienen a Los Vengadores, Guardianes de La Galaxia...¿recordarán ellos "su" cine como lo hacemos nosotros? ¡Y ojo a que mi me encantan también!

Pero los que venimos de los 80 estamos inmersos, cinematograficamente hablando, en un universo de remakes, secuelas, precuelas, "a ver si cuela" de películas de aquellos años. HABLEN CON RIDLEY SCOTT, EL HERMANO QUE SOBREVIVIÓ. ¿Soy el único que ha salido encantado de ver "Pixels"?¿Soy el único que piensa que este y no "lo que viene" es el auténtico remake "videojueguil" de Los Cazafantasmas? El cine, amigos, es un negocio, y quiere ganar dinero como los pequeños y grandes comercios que recorren nuestras ciudades. "Ellos" saben de nuestra nostalgia de 80 octanos...si no ¿como iba a existir esa maravilla, que menos mal que lo fue, llamada Mad Max Fury Road?

Ya para terminar y no seguir torturando, como dice Stephen King: "al sufrido lector", que conste que como amante del cine SÉ que hay mas cine y jodidamente bueno tras los 80, por supuesto...ha sido este tan solo un ejercicio de nostalgia de aquella época que de un tiempo a esta parte viene rondándonos entre programas de tv, radio, revistas, cine, libros (READY PLAYER ONE, por ejemplo) y naturalmente podcasts...

He escrito esto escuchando el especial "TIBURÓN" de La Orbita De Endor (¿veis?)

P.D. Nuestros cines tenian un telón rojo que desubría una enorme pantalla blanca...los de ahora tienen nachos con queso...

Norberto @ikarubi

martes, 16 de junio de 2015

LA CALLE

Entre las viejas calles que se rinden a tus pies, se oye un rumor de viento suave que te nombra. Besa las piedras, aviva las llamas de los faroles y peina dulce los pétalos de las flores....

En estas calles que visten de melodía tus pasos, hay rocío espejando la calzada y sobre ella dibujan surcos los coches de caballos que sin prisa se dirigen a sus destinos. Una canción de cascos y ruedas resonando contra las paredes de los edificios isabelinos...

Llegas a esta manzana londinense, vestida de roja seda y un gracioso tocado coronando el oro de tus cabellos...pareces surgir de la nada. Donde antes había vacío ahora estas tú. Contigo la calle parece iluminarse como nunca lo hizo. No caminas altiva, no eres presuntuosa, y a pesar de ello muchos son los rostros que hacia ti se vuelven, incluso un hombre vestido de chaqué esta a punto de perder su sombrero de copa. Hay algo en ti, algo en tu interior capaz de brillar hacia afuera, y todos lo ven, lo sienten...pero ninguno sabe lo que es...

Erguida, vestida de carmesí y la flor de tu tocado perfectamente colocada, refugias tus manos  del frío en un manguito de piel sostenido bajo tu pecho...
Eres la salvación, pero eso nadie lo sabe. Fijas los ojos en tu destino, aquel que jamas nadie sabrá cual es...

La luz se difumina a medida que entras en el estrecho callejón, confías en que nadie te haya visto...
Una llama baila en el único farol que ilumina la estrecha calle...Tiras el forro de piel al suelo y te quitas los zapatos para no hacer ningún ruido, incluso levantas un poco el vestido para que ni siquiera el roce pueda dar pista alguna de tu presencia...

Y entonces lo ves. Viste capa negra y sombrero de copa. Está de espaldas, acurrucado en una esquina, acechando con su mano aferrada a  un maletín abierto de cuyo interior se escapan relumbres de acero...Parece una bestia deforme pero es tan solo un hombre
Es la hora...levantas aun mas la falda y algo brilla sujetado en una bonita liga azul...Atrapas esa  luz y como un animal te lanzas sobre tu objetivo...
El bisturí de quince centímetros se clava en la nuca mientras con la otra mano sujetas su frente. Apenas ha habido fricción. La segunda vez el roce con el hueso te hace temblar el brazo...Él ya está muerto y jamas sabrá lo que le ha pasado...Pero sigues apuñalándolo, el sombrero ha caído, el perfume de su cabello casi anula el de la sangre que cae a borbotones tras su espalda...Sin soltar su frente le rebanas la garganta con un movimiento casi orquestal....El hombre cae como un saco al suelo, y sin dejar de mirarlo limpias tu cuchillo con el extremo de tu vestido...
Ni una palabra, ni un adiós, ni un juramento....vuelves sobre tus pasos para recoger tus zapatos.
Sales a la calle principal y detienes un carruaje....y de tus labios sale la única frase de esta noche, la que le dices al cochero cuando te pregunta tu destino:
"Lo mas lejos posible de White Chapel"
 
Por Norberto J. Piñar Roldán